lunes, 22 de junio de 2009

Pinto, luego existo


Muchos amigos me preguntáis y sí, si estoy pintando. Poco a poco voy retomando mis ritmos.

Ahora estoy con un cuadro de unos 2 metros de largo por 1,30 de ancho, es un bodegón de mis botes de pintura y estoy disfrutándolo mucho, en cuanto esté terminado lo pondré (supongo que esta semana). Aquí en esta foto estoy mirando al gran lienzo en blanco con cierto respeto.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Algunos pintores transforman el sol en una mancha amarilla y otros transforman una mancha amarilla en el sol.

cardesin dijo...

Nono
No me estraña que lo mires con respeto... las dimensiones no son para menos.
Un abrazo!!!
jk

Caro! dijo...

Hola Nono! Felicidades por el premio! El cuadro es perfecto, hermoso para mis ojos humildes.
Seguí adelante, respetando tus ritmos, pero no nos prives de tu arte!
Muchos besos, Caro!

siete dijo...

Nono, qué alegría saber que ya estás en la brecha, sé que cuesta pero debes hacerlo. También sé que los buenos pintores, tú por ejemplo, empleais un buen tiempo en observar el lienzo, imaginando cómo se va a desarrollar el cuadro, voy a tu otro post, aunque ya sé que será otra de tus magníficas obras.
Un abrazo muy fuerte y mucho ánimo.

Enrique.

Mmmonettt dijo...

el respeto al lienzo en blanco es mayor que una vez pintado, pues, cuando inmaculado está cabe todo en él y nos asusta tal embriaguez y torrente de vida.
a veces, Nono, hasta digo cosas serias